Labores Asistenciales

cache_2430741891

    Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. :
” Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.  (Mt. 22, 37-40)

Como toda hermandad cristiana la virtud de la Caridad debe estar entre nuestros fines fundamentales. Es por ello por lo que a lo largo de la historia esta hermandad ha hecho gala de numerosas labores asistenciales.

La caridad debe ser la mayor virtud de la religión cristiana, consiste en amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. La Hermandad de las Tres Caídas, como hermandad cristiana lleva a cabo una serie de acciones asistenciales basadas en el amor desinteresado. El cristiano debe amar a Dios por Él mismo y a su prójimo por amor a Dios

Las reglas de la Hermandad de las Tres Caídas dicen que esta debe:

“Practicar y ejercer obras de caridad entre los hermanos y colaborar en las necesidades y urgencias de los pobres, especialmente de los de esta Hermandad, de acuerdo con las orientaciones y disposiciones de la Iglesia Diocesana. Si se tratase de un hermano se solucionará a través del Director Espiritual”. (Capitulo 1, Regla 1.3)

En la hermandad trabajamos en diversos frentes, en la medida de nuestras posibilidades y recursos:

  • RECOGIDA DE ALIMENTOS: En el mes de diciembre la hermandad realiza una recogidas de alimentos acompañados por la banda de nuestra hermandad,  por las casas y establecimientos de la feligresía franciscana.
  • REPARTO DE CESTAS DE NAVIDAD: Con motivo del 50 aniversario de Nuestra Imagen Titular, la Hermandad hizo entrega de  alrededor de 50 cestas de navidad para repartirla entre los más necesitados de nuestra parroquia.
  • VISITA ANCIANOS AL ASILO DE LA CARIDAD: Como cada año un grupo de hermanos visitaron a los ancianos del asilo de la Caridad, compartiendo con ellos una jornada de convivencia. Además de ayudar a las hermanas en la labor de cuidado y auxilio de los más mayores de nuestro pueblo.

Además de todos estos actos, la vocalía de caridad dedica parte de su tiempo a la ayuda personalizada de cualquier persona, sea hermano de nuestra hermandad, o necesitado en general. Ya sea proporcionando ropa, alimentos o cualquier tipo de necesidad. Con el único objetivo de contribuir a mejorar la situación de toda persona que lo necesite.

Como hermandad franciscana, llevamos a gala una frase de San Francisco de Asís, que dice:
“Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible.”




Comments are closed.