Catequesis Semanal


 

catequesis

    Si hay algo que caracteriza a la Hermandad de las Tres Caídas, es el compromiso de la misma con la Evangelización, con el Anuncio del Mensaje de Cristo. Por ello, no podemos dejar de hablar de la Formación en el seno de la Hermandad. Si bien hace ya muchos años que la Hermandad del Lunes Santo viene desarrollando esta labor evangelizadora a través de las ya tradicionales catequesis que se imparten cada viernes, fue en el seno de la Junta de Gobierno que tomó posesión en el año 2006, donde nace la figura del Vocal Delegado de Formación, teniendo la responsabilidad de todo lo relativo a la formación y la liturgia.

Con respecto a la Formación cristiana y cofrade que se desarrolla en el seno de la Hermandad, qué duda cabe que son las catequesis el principal cauce mediante el cual anunciar el Mensaje de Cristo, aunque no es el único, como veremos más adelante.

 

Desde hace varios años, las Tres Caídas cuenta con un Grupo de Catequistas, hermanos de la misma comprometidos con la Misión Evangelizadora a los que mueve solamente el Amor, el Amor a su Hermandad, a los jóvenes y a Nuestro Señor Jesucristo. En este sentido, nos encontramos con que los jóvenes, sean o no hermanos de la Hermandad, tienen la posibilidad de continuar su formación cristiana una vez alcanzado el Sacramento de la Comunión. La Hermandad pone a disposición de todos sus hermanos y de cualquier persona que lo desee la posibilidad de asistir a las catequesis que cada viernes se imparten desde las 21:00 horas. Efectivamente, existen grupos adaptados a todas las edades. Así, contamos con grupos de catequesis que van desde los pequeños que acaban de hacer la Primera Comunión hasta el Grupo de Maduración en la Fe, pensado para aquellos adultos que quieren profundizar en la Fe, en las Enseñanzas de Cristo, en definitiva, que quieren seguir formándose como cristianos.

Dentro del Curso Catequético se desarrollan varias actividades especiales cuyo objetivo es potenciar el aprendizaje de lo impartido en las catequesis, así como hacer el Curso Catequético más ameno y variado. A modo de ejemplo, el viernes antes del día de Navidad (último antes de las vacaciones) tiene lugar un acto especial, preparado por el Grupo de Catequistas y que varía de un año a otro en función de las necesidades de cada momento, pero que tiene un denominador común: los catecúmenos, tanto jóvenes como los mayores del Grupo de Maduración, reciben una catequesis especial y después comparten un rato de alegría y convivencia, cantando villancicos entorno a la buñolá que se ha convertido en tradición en el seno de nuestra Hermandad, sin olvidar la visita que los Reyes Magos hacen a los más pequeños o la entrega de premios a la Felicitación de Navidad ganadora del Concurso que se organiza entre los jóvenes para elegir a la que se convertirá en la Felicitación Oficial de la Hermandad en ese año.

Otra de las Catequesis especiales que reciben nuestros catecúmenos, es la Catequesis de Resurrección que la Hermandad del Dulce Nombre organiza para toda la Parroquia y a la que acuden todos los jóvenes de nuestra Hermandad.

Además, cuando el Grupo de Catequistas lo considera oportuno, se imparten catequesis especiales, monotemáticas, sobre nuestra Hermandad (aproximadamente una vez por trimestre), o sobre el Tiempo Litúrgico en el que nos encontremos, siendo especialmente significativa la que se imparte el Viernes de Dolores, justo antes del Retranqueo de nuestros pasos.

No podemos olvidar uno de los momentos más esperados por todos: la excursión que se organiza al finalizar el Curso Catequético. Por lo general, se organiza una visita con todos los catecúmenos a otras Hermandades o bien a cualquier otro lugar que sirva para ampliar nuestros conocimientos, como ocurriera en el año 2007, en el que la excursión tuvo lugar en la vecina localidad de Jerez de la Frontera, donde los jóvenes fueron recibidos por el Señor Obispo, Don Juan del Rio Martín, quien mostró las nuevas instalaciones de nuestro Obispado.
Para terminar con este apartado debemos hacer mención a un dato:  aproximadamente el 90 % de los jóvenes que reciben formación en nuestras Catequesis son hermanos de la Hermandad. Ello implica que tengamos un numeroso Grupo Joven que se está formando como Cristiano y como Caidista en el seno de su Hermandad, como ya hicieron varias generaciones de caidistas antes (entre otras la de la actual Junta de Gobierno), lo que supone garantizar la continuidad del espíritu caidista y el relevo generacional en la Hermandad. Tal vez, ésta sea la clave para entender porqué las Tres Caídas se ha caracterizado siempre por ser la Hermandad de los Jóvenes.




Comments are closed.