Cuadrilla Hnos. Costaleros

cache_2430742181

    La cuadrilla de Hermanos Costaleros se funda a primeros de los años 80, concretamente realiza su primera Estación de Penitencia  en la Semana Santa  de 1981, siendo Hermano Mayor Don Andrés Benítez García.

Aquella cuadrilla estaba formada y dirigida por el mismo Andrés Benítez, el cual  venia de ser auxiliar de Santos Contreras Posadas anterior capataz de la Cofradía, dando este ultimo el relevo al propio Andrés a mediados de los años 70, debido a un fatídico accidente que impediría a Santos Conteras volver a tocar el martillo de las andas de nuestros amantísimos Titulares.
Como mano derecha del capataz y segundo de abordo se encontraba  Salvador Blanca Valle, en las esquinas del paso Andrés Delgado Jarillo, Manuel Delgado Macias, Antonio Medina Richarte y Francisco Neira Merino, estos dos últimos como contraguías.

Como suele ser lógico y normal  y a pesar de las vicisitudes e inconvenientes propios de la época, estos jóvenes, cargados de ilusión comenzaron su ensayos después de algunos viajes a ciudades vecinas, con el fin de aprender las formas y maneras de llevar un paso decentemente y poco acostumbrado en Arcos, ya que por entonces los pasos de las Hermandades de la Ciudad eran portados por cuadrillas poco ortodoxas en sus maneras y comportamientos.
Definitivamente se opta por unos andares típicos del Puerto de Santa María, estos a su vez fuertemente influenciados por la Capital Gaditana.

Con el paso de los años, se pasa de la almohadilla, una ropa muy incomoda, a la tradicional molía jerezana, aliviando esta la cerviz del costalero ya que con la molía, el trabajo descansa sobre los hombros de las personas.

Quizás el cambio más significativo y trascendental ocurrido en la cuadrilla, sucedió  en 1994, cuando Juan Manuel Carrera Manzano auxiliar del anterior capataz, accede al martillo del paso, auxiliado por David Arias Pereira y Salvador Vega de la Rosa, en la trasera del mismo, Alfonso Neira Cañadas y Francisco Valenzuela Moreno, como contraguías. Dicho cambio trajo consigo una revolución debajo de las trabajaderas ya que se pasaría del típico estilo gaditano al estilo sevillano, acarreando como no pudo ser de otra manera, un sin fin de criticas, principalmente de los  costaleros con más solera de la cuadrilla, que al fin a la postre solo unos años después causarían baja progresivamente.
Otro momento especialmente significativo y que marco un antes y un después dentro del seno de la Hermandad y de la propia Cuadrilla de Hermanos Costaleros, fue la adquisición del Paso de Palio de Maria Santísima de la Amargura; es justo destacar la sensibilidad y disposición de la cuadrilla del que fuera hasta entonces el único paso de la Cofradía, pues fueron muchos los que atendiendo al  llamamiento de la propia Hermandad, decidiendo pasar a formar parte de la nueva cuadrilla de Hermanos para el Paso de Maria Santísima, siendo al fin y al cabo guías para el resto de los nuevos costaleros que se iniciaban en la bendita labor de llevar al Señor y a la Virgen.

Aquella cuadrilla realiza su primera Estación de Penitencia debajo de las andas de la Virgen en la Semana Santa de 2001, siendo capataz David Arias Pereira, como segundo Francisco Javier Lozano Ramírez y como contraguías Rafael Muñoz Mancheño y Juan José Moreno Barroso.

En la actualidad, la cuadrilla del Señor la componen 50 costaleros y esta mandada por Miguel Roldán Gutiérrez, segundo capataz Carlos Asencio Rondán y en la trasera del mismo Francisco Iglesias Rosado y Pablo Medina Guerrero como contraguías. El Paso de Palio lo componen 38 Costaleros, siendo guiados por David Arias Pereira, Juan Manuel García Pajuelo y en la trasera como contraguías, Andrés Vega García y Rafael Muñoz Mancheño.
Podemos decir que actualmente las cuadrillas la componen entre una y otra, alrededor de 90 hermanos, siendo por ello motivo de orgullo y satisfacción para la propia Hermandad.

Hoy día con el paso de los años  y como no puede ser de otra manera, con buenos y no tan buenos momentos, podemos presumir de tener unos de los grupos más prolifero dentro del seno de la Hermandad ya que año tras año se siguen sumando nuevos jóvenes  a las cuadrillas que hoy forman los actuales pasos de la cofradía.




Comments are closed.